Orientacion

El exito profesional depende un 25% de la aptitud y un 75% de la actitud
“Las competencias se aprehenden (que no solo “aprenden”) y se demuestran en gerundio”. Es decir, haciendo. “Ya no basta con saber, también hay que querer y aplicar”. De hecho, “el mercado laboral ya no paga por lo que uno sabe (ahora toda la información se encuentra a través de Google), sino por lo que uno sabe hacer con ese conocimiento”. Por eso, también cabe distinguir entre la persona “capaz” y la que es “competente”, ya que, “si una capacidad no se pone en acción, no se convertirá en una competencia.

Deja un comentario