Discapacidad y trabajo

Internet: un factor de integración social para los discapacitados

Sarry Harrison es discapacitada mental pero en Facebook, esta mujer de 35 años no se siente diferente a las demás: Internet es vista como una forma de liberación para una franja de la población muchas veces dejada al margen.

imagen descriptiva del contenido
Internet: un factor de integración social para los discapacitados

Victor Tsaran es ciego, lo que no le impide recorrer la web a gran velocidad, gracias a su IPhone de pantalla táctil. Es también director de proyecto en el “laboratorio de accesibilidad” creado por Yahoo!.

Para Sally Harrison, Facebook fue un instrumento que le permitió pasar de la vida en una residencia médica donde disponía de una autonomía mínima a la obtención de un empleo y de su propio apartamento.

“Comenzó a desarrollarse luego de esto”, subrayó Lisa Giraldi, directora ejecutiva de Pacific Diversified Services (PDS), una organización que se dedica a la integración social de los adultos con discapacidades físicas o mentales.
“Esto me ayudó mucho”, dijo la joven interrogada por la AFP, que sufría de baja autoestima antes de volverse clienta de PDS. Hoy tiene 83 “amigos” en Facebook.

PDS quiere permitirles a los discapacitados vivir lo más independientemente posible gracias a la ayuda de Facebook, del correo electrónico o de los grupos de discusión en línea. En Facebook, “pueden volverse amigos de amigos de amigos, como lo hacemos nosotros…” De alguna manera es un democratizador social”, afirmó Giraldi.

Para Victor Tsaran, una de las ventajas de las redes sociales en Internet es que “las personas no nos juzgan por nuestra discapacidad”. Internet forma una especie de “escudo” que protege contra los prejuicios.

Enseñar a los discapacitados a descargar imágenes o comprar canciones en iTunes, la tienda en línea de Apple, son una de las prestaciones de base de PDS. “Esto las ayuda a sentir un nivel de independencia que las hace realmente sentirse bien”, dijo Giraldi.

El equipo de Victor Tsaran se dedica por su parte a allanar las barreras entre las personas sin discapacidades y los discapacitados cuando utilizan Yahoo!.

Para Alan Brightman, encargado de discapacitados en el seno de la empresa californiana, no es sólo un imperativo ético sino también una necesidad comercial. Los discapacitados son 60 millones en Estados Unidos, y su salario acumulado llega al billón de dólares.

“Los discapacitados son clientes potenciales, compran cosas”, subrayó. “No sólo compran sillas de ruedas”.

El laboratorio Yahoo! propone notablemente páginas con fotos codificadas de manera tal que los ciegos puedan tener una descripción de audio.

Existen también programas que permiten a las personas de movilidad reducida controlar la pantalla por medio de un solo dedo, del aliento, de un movimiento de cabeza o de mandíbula.

Los programas de Windows integran también opciones para los discapacitados. Y otros creadores de programas siguen su ejemplo. Es el caso de AssistiveWare, que acaba de sacar el Proloqui2go, para ayudar a las personas que tienen dificultades de habla mediante la tableta táctil del iPad.
Otros programas permiten, a la inversa, convertir la voz en texto.

Los discapacitados “deberían poder hacer lo mismo que los otros pero a su manera”, resumió Alan Brightman.

Deja un comentario